sábado, 12 de marzo de 2011

ALGUNAS CONSIDERACIONES ACERCA DE LA ZANAHORIA DEL DRAGADO

Concepción del Uruguay, Marzo 2011

Pareciera que los uruguayenses tratamos de llamar la atención tirando dinero al río: lo tiramos de a 100 millones para alcanzar zanahorias que algunos funcionarios nos colocan por delante como al burro del carro, pretendiendo que creamos que vamos hacia el progreso para la ciudad, trabajo, mejores salarios y felicidad para todos.

Lo hacemos con el proyecto en la Isla del Puerto, con la entrega del Mercado y el edificio de la Terminal. Y eso quieren que hagamos ahora con el dragado de emergencia: tirar 100 millones al río mientras la zanahoria se aleja.

El dragado del Emergencia es como empezar una casa por el techo. Es hora de poner el problema REAL sobre la mesa.

LA CUESTIÓN DEL MODELO DE DESARROLLO

Este dragado se haría para activar la Hidrovía del río Uruguay, un camino más para exportar de modo rápido y barato nuestros recursos naturales: los nutrientes del suelo, los minerales y el agua dulce que ya escasea.

Los países “desarrollados” necesitan satisfacer el hiper-consumo que sostiene su modelo de “progreso indefinido”: producir alimentos para la venta y no para cumplir con el derecho a una alimentación adecuada para todos. Este es además el modelo más depredador del ambiente en la historia de la Humanidad.

Y en toda América del Sur todavía quedan muchos de los recursos que pretenden.

Para hacer eficiente este saqueo idearon el Plan IIRSA (Iniciativa para la Integración Regional Sur-Americana), que consiste en que nosotros construyamos las vías de comunicación necesarias (rutas, puertos, aeropuertos, hidrovías y demás) y ellos “a cambio” se llevan los granos, carnes, frutas, minerales, pasta de celulosa, etc. Todo en grandes cantidades para grandes mercados con grandes beneficios.

Todo pérdidas para nosotros, todo ganancias para ellos.

Desde la Asamblea Ciudadana Ambiental de Concepción del Uruguay no adherimos a este modo de traficar con los alimentos y los bienes que nos pertenecen a todos, donde unos pocos ganan demasiado y a muchos no les alcanza para comer.

Ésto queremos decir una vez más: nuestros dirigentes políticos priorizan los grandes negocios por sobre las necesidades básicas del conjunto de la población. 

En nuestro caso una alianza político-empresarial-sindical se vale de la esperanza que genera la reactivación portuaria para gestionar al estado nacional los 100 millones de pesos que cuesta dragar sólo los pasos críticos, sabiendo que de esa torta alguna migaja quedará y por más que haya que gastar mucho más en el mantenimiento, la entrada de un solo buque será un triunfo que exhibirán como si por fin hubiéramos alcanzado la zanahoria.

Ya pasó otras veces, aquí y en otros lados. No compramos esa receta. Si todos los habitantes de la tierra tuviéramos el consumo de los EEUU, no alcanzarían tres planetas para vivir. Este no es el modelo de desarrollo que merecemos ni deseamos.



EL DRAGADO

*      Agrava la contaminación removiendo el fondo del río levantando los barros pesados con arsénico, plomo o mercurio, tal como pasa en el Balneario con la obra del puente.

*      Enmascara la contaminación producida por la pastera BOTNIA UPM, ya que la remoción de los barros se realiza exactamente a partir del Puente General San Martín, justamente cuando está por comenzar el muestreo conjunto y se ha comprobado que la planta SÍ contamina.

*       El Estudio de Impacto Ambiental no analiza el impacto que tendrá el dragado sobre el ambiente en general sino solamente lo concerniente al mismo.

*      No está calculado ni previsto cuánto costará el mantenimiento. No olvidemos que nuestro puerto no se encuentra ubicado sobre el Río Uruguay sino en el Riacho Itapé. No es imposible que incluso antes de terminar con los “pasos críticos” haya que volver a empezar.

*      La ubicación del puerto en el corazón de una zona poblada de viviendas familiares es un punto de conflicto fácilmente reconocible. Un camino para tránsito pesado debe atravesar la ciudad con el paso de los vehículos a grandes velocidades: altos riesgos humanos y todo lo que acarrea “tener una ruta en el patio de nuestras casas”.

La tendencia urbanística indica que los puertos de ultramar deben ubicarse fuera de las ciudades, y a los que quedan se trata de trasladarlos.

*      El paso de los grandes buques y las caravanas de barcazas producen daños en las costas y oleaje excesivo en los ríos. Además generarán inconvenientes al uso turístico y deportivo que hoy hacemos de los mismos. (El turismo produce ganancias limpias)

*      Las instalaciones de nuestro puerto ya son adecuadas para servir al intercambio regional en escala acorde, que fortalezca las relaciones comerciales y humanas entre ciudades vecinas aliviando las rutas, disminuyendo la contaminación vehicular y abaratando costos de transporte.




CONCLUSIONES

Los integrantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental apostamos al desarrollo humano integrado y respetuoso del ambiente. Estamos convencidos que nuestra tarea tiene que ver con la idea de que la tierra es una sola para todos y que debemos entregarla en buen estado a las generaciones futuras. Nuestra postura es clara. Estamos dispuestos a debatirla en cualquier momento y tenemos derecho a ello.

También creemos que las acciones locales deben estar ligadas a un pensamiento universal.

“Una actitud depredadora de los recursos naturales trae como consecuencia una utilización inhumana del ser humano. Los humanos reciben entonces el mismo trato que el carbón de la mina.” (Philipe Descola)

Nadie puede imaginarse un Río Uruguay sin la biodiversidad de hoy, que  a pesar de todo sigue ofreciendo. Como así tampoco nadie puede imaginarlo con prohibición de bañarse en sus aguas, como actualmente sucede en el Río de la Plata.

Entendemos que acciones como el dragado del río y la reactivación de nuestro puerto recibiendo enormes buques ultramarinos están en sintonía con la incentivación del comercio a gran escala sin importar daños ni consecuencias, que lejos de aportar a nuestro desarrollo equilibrado y armónico, son partes importantes en un proceso de saqueo y contaminación que lejos de beneficiarnos nos produce daños irreparables.

Creemos que el crecimiento no pasa por Puerto Ultramarino ó Zona Franca sí o no, sino por el desarrollo de la ciudad utilizando las potencialidades que tenemos y muchas veces se dejan de lado persiguiendo las zanahorias del supuesto progreso.

BASTA DE SAQUEO Y CONTAMINACIÓN - INTERCAMBIO REGIONAL SÍ – SOBERANÍA ALIMENTARIA SÍ

ASAMBLEA CIUDADANA AMBIENTAL DE CONCEPCIÓN DEL URUGUAY

Mail: asambleacdelu@yahoo.com.ar

www.sosisladelpuerto.com.ar    www.asambleaconcepcion.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total